8 consejos para cuidar tu salud vocal

En el Día Mundial de la Voz, te contamos por qué es importante conocer y cuidar el estado de salud de nuestra voz y de qué manera es posible entrenarla para quienes la utilicen en forma profesional.
La iniciativa de celebrar el Día de la Voz nació en Brasil en el año 1999, cuando el Dr. Nedio Steffen, presidente de la Sociedad Brasilera de Laringología y Voz, decidió organizar una Campaña Nacional de Concientización acerca de los cuidados de la salud vocal. Su éxito fue tan notable que comenzó a compartir su experiencia y los resultados alcanzados con otras sociedades de Laringología del mundo. 
 
La Sociedad Argentina de la Voz, se sumó a esta propuesta en forma inmediata para celebrar el 16 de abril del año 2003 el primer Día Mundial de la Voz. Las campañas que se realizan para esta fecha buscan promover el cuidado de la voz, y la toma de conciencia acerca de la necesidad de realizar consultas médicas laringológicas, frente a cualquier cambio que noten en ella, tanto para el público en general como para quienes la utilizan para trabajar. Este año la campaña está dedicada a la salud vocal de los Docentes y su lema es "Sé amable con tu voz". Para conocer más al respecto, conversamos con la Dra. en Fonoaudiología Liliana Sigal (M.N. 7.767).
 
 
¿Por qué es importante conocer el estado de salud de nuestra voz?
 
Porque nos permite prevenir o detectar a tiempo, patologías que pueden variar desde una simple disfonía, hasta situaciones más complejas. Las características que podemos percibir y que tienen que preocuparnos son la aspereza, el soplo, la tensión y la inestabilidad. Es posible sufrir una alteración en las cualidades de la voz: frecuencia, intensidad, timbre y duración de la emisión, que pueden deberse a una inflamación pasajera. A su vez, los profesionales de la voz -docentes, cantantes, locutores, oradores y actores- pueden sufrir de fatiga vocal, secreciones, carraspera o dolor. Si estos síntomas persisten por más de dos semanas, es imprescindible realizar una consulta con el médico laringólogo para indicar qué tipo de tratamiento se debe hacer.
 
 

¿Qué otras patologías o enfermedades pueden tener lugar como consecuencia de alteraciones o disturbios en la voz?

 
Como consecuencia del uso abusivo y prolongado de la voz, pueden aparecer alteraciones orgánico-funcionales de las cuerdas vocales que generan disturbios en sus cualidades: la patología más habitual son los esbozos nodulares y los nódulos. Asimismo los pólipos, los edemas y los quistes.
 
 

¿Qué medidas es posible tomar para entrenar la voz? 

 
Toda persona que tenga requerimientos vocales, trabaje en una empresa como telefonista, tenga reuniones frecuentes con exigencia vocal o comunicaciones en espacios ruidosos puede aprender técnicas para lograr un mejor rendimiento del uso funcional de su voz mediante la utilización de diferentes recursos. Este tipo de entrenamiento lo realiza un fonoaudiólogo profesional especializado en voz.
 
 

¿Y las personas que la utilicen para trabajar en forma profesional? 

 
Las escuelas de teatro, canto y locución, y algunos institutos de formación docente incluyen en sus programas de estudios la materia Foniatría. En estos espacios, los alumnos entrenan su voz, aprenden la técnica de respiración costodiafragmática, la coordinación fono respiratoria, trabajan sobre el manejo de intensidades, alturas tonales, características tímbricas, expresividad, articulación y proyección, de acuerdo a la carrera elegida. Cada una de estas profesiones -actores, cantantes, locutores, docentes- tiene sus requerimientos vocales específicos.
 
 

8 consejos para cuidar tu salud vocal

 

(1) No fumes.

 
El tabaquismo es la causa de muchas enfermedades en las cuerdas vocales incluido el cáncer de laringe.
 

(2) Hablá en forma pausada.

 
Tomate tu tiempo para articular cada palabra de manera correcta y para respirar entre cada frase.
 

(3) Bebé abundante líquido antes, durante y después de usar la voz.

 
Tomá agua en forma frecuente si la voz es tu herramienta de trabajo, si hablás mucho por teléfono o si cantás. La hidratación es primordial. También es recomendable entrenar la resistencia vocal, al igual que un atleta se prepara físicamente.
 

(4) Descansá bien.

 
Es necesario dormir el tiempo que tu cuerpo requiera (preferentemente entre 7 y 8 horas) para mantener una voz sana, clara y eficiente.
 

(5) No te automediques.

 
Tomá medicamentos únicamente si tu médico de confianza te los indica. Por ejemplo, los antihistamínicos que se consumen para combatir los resfríos y alergias pueden producir deshidratación de las cuerdas vocales. 
 

(6) Evitá la cafeína y el alcohol.

 
Es recomendable consumir café o bebidas etílicas en forma moderada y alternarlas con vasos de agua ya que pueden afectar la hidratación de las cuerdas vocales.
 

(7) Practicá técnicas de relajación.

 
El estrés puede llevar a una forzada producción de la voz y provocar daños en el tracto vocal. Ciertas actividades como el Yoga pueden ayudar a mejorar en este aspecto.
 
 

(8) Intentá no “aclarar la garganta”.

 
Toser y carraspear en forma frecuente puede dañar los tejidos de las cuerdas vocales. Para calmar esa molestia es conveniente tomar sorbitos de agua o disolver un caramelo en la boca.
 
 
En caso de que sufras alguna alteración al respirar o al tragar, hay que realizar el examen de cuerdas vocales. Asimismo ante una sensación de quemazón detrás del esternón, acidez o sabor agrio en la boca, es recomendable consultar con el especialista, ya que son indicios de problemas digestivos como el reflujo gastroesofágico, que pueden producir alteraciones en el aparato fonador.
 
 
Fuentes:
- Entrevista con la Dra. en  Fonoaudiología Liliana Sigal (M.N.7.767).
- www.sav.org.ar. 
Esta información que brindamos a través de nuestra página contiene conceptos básicos y generales sobre las temáticas abordadas. Para contar con asesoramiento detallado y personalizado, consulte con su médico de referencia.