¿Querés dejar de fumar? Empezá hoy con estos consejos

La médica toxicóloga Silvia Cortese brinda algunas recomendaciones para todas aquellas personas que deseen dejar el cigarrillo y comenzar una vida libre de humo.
Según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (2019), 1 de cada 4 argentinos refirió haber estado expuesto en los últimos 30 días al humo de tabaco ajeno en el hogar. La prevalencia de este mal hábito en la población es alarmante, ya que el consumo de tabaco es la principal causa de cáncer y aumenta la propensión a padecer afecciones del corazón, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) e infecciones de las vías respiratorias, entre otros problemas de salud.

En esta nota, la médica toxicóloga Silvia Cortese (M.N. 68.057) brinda algunas recomendaciones para todas aquellas personas que deseen dejar el cigarrillo y comenzar una vida libre de humo.
 
 

3 pasos para dejar de fumar

 
 

(1) Hacé una lista: ¿qué te motiva para dejar?


Enumerar las razones para abandonar el cigarrillo servirá para reforzar la decisión en aquellos momentos en que aparezca el deseo de retomar el consumo. Además, ayudará a darle un sentido a la elección que hicimos. Al armarla, es aconsejable:
 
  • Pensar más en los beneficios que vamos a obtener que en las cosas que deberemos evitar.
  • Buscar las razones que tengan que ver con el aquí y el ahora.
  • Plantearnos qué tiene de “bueno” fumar, aquellas cosas que deberemos resignar. Ejemplos: “me tranquiliza”, “es un momento de corte”.
  • Reflexionar sobre la parte “menos buena” de fumar, qué nos molesta. Por ejemplo: el olor, la falta de aire, la dependencia a una sustancia.
 
 

(2) Fijá una fecha

 
Si pensamos comenzar por una reducción progresiva, es aconsejable hacerlo con una fecha de cesación definitiva. Podemos empezar por modificar nuestra forma de fumar: que cada vez que lo hagamos sea una elección y no un acto automático. En este sentido, puede ayudar:
 
  • No tener los cigarrillos con nosotros. Dejarlos guardados y quitar todos los elementos visibles que estén relacionados al tabaco, como ceniceros y encendedores.
  • Comprar paquetes de 10, de a uno por vez.
  • Fumar a solas y en espacios abiertos, no en ambientes cerrados. Las partículas del humo no se van al abrir la ventana, quedan en el ambiente más de una semana y eso nos enferma a nosotros y al entorno.
  • Disociar cualquier actividad de fumar: no hablar por teléfono o mirar la televisión al mismo tiempo. Que se convierta en un momento de cuestionamiento.
  • Establecer tus límites. Programar una determinada cantidad máxima para un período de tiempo específico.
 
 

(3) Contáselo a quienes te rodean


Las personas cercanas pueden ayudar acompañando y felicitando los avances, de ninguna manera presionando. No es aconsejable utilizar frases como “volvé a fumar porque estás insoportable”.
 
 
 

Beneficios de dejar de fumar

 

Para la salud

 
 
 

Estéticos

 
  • Cambiará el color de la piel.
  • El envejecimiento cutáneo se retrasará.
  • Nuestros dientes y dedos índices dejarán de estar amarillos.       
  • El pelo y la ropa olerán mejor.


Calidad de vida

 
  • Mejoran el gusto y el olfato.        
  • Desaparece la tos de fumador.   
  • Es más fácil subir escaleras y caminar sin cansarse.

Además, dejar de depender de una sustancia nos brinda una sensación de liberación muy fuerte porque ya no tenemos que estar pendientes de dudas como “¿se puede?”, “¿tengo?”, “¿cierra el kiosco?” o “¿molesto y enfermo a los demás?”.

 
 

Fuentes:

-Entrevista con la médica toxicóloga Silvia Cortese (M.N. 68.057).

-Ministerio de Salud de la Nación.

-Instituto Nacional del Cáncer.
 
-Última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (2019)
Esta información que brindamos a través de nuestra página contiene conceptos básicos y generales sobre las temáticas abordadas. Para contar con asesoramiento detallado y personalizado, consulte con su médico de referencia.