EPOC: aprendé a detectarlo y prevenirlo

Hay mucho que podemos hacer: el tabaco es la causa del 90% de los casos de EPOC.
La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) abarca ciertas enfermedades pulmonares, como la bronquitis crónica y el enfisema, que dificultan la respiración y obstruyen las vías aéreas de forma progresiva y -en general- no reversible.
 

El tabaquismo es la causa del 90% de los casos, que incluyen a fumadores activos y también pasivos. Uno de cada cuatro fumadores desarrolla esta enfermedad. Por eso, dejar de fumar disminuye el riesgo de tener EPOC.
 

Síntomas característicos de la EPOC

  • Disnea (falta de aire)
  • Expectoración anormal
  • Tos crónica
  • Silbidos en el pecho

Estas manifestaciones hacen que, a medida que la enfermedad avanza, sea cada vez más 
difícil llevar a cabo actividades cotidianas, como subir las escaleras.

 

Qué causa la EPOC


La principal causa es el tabaquismo. Otros factores de riesgo son:
  • La contaminación del aire de interiores (por ejemplo por el uso de combustibles 
  • sólidos en la cocina o por la calefacción).
  • La contaminación del aire exterior.
  • La exposición a polvos y productos químicos (vapores, irritantes y gases).
  • Las infecciones repetidas de las vías respiratorias inferiores durante la infancia.
  • En casos infrecuentes, la EPOC puede ser hereditaria.

 
Diagnóstico y tratamiento


La EPOC se diagnostica a través de la espirometría, un estudio no invasivo que mide los volúmenes de aire de la espiración y confirma el diagnóstico.


Para tratar esta afección es esencial dejar de fumar y así reducir el daño pulmonar.
 

Existen tratamientos para aliviar los síntomas, como el uso de broncodilatadores y corticoides inhalados para mejorar la disnea, aumentar la capacidad al ejercicio y tener menos crisis.


También es importante aplicarse las vacunas correspondientes (para la gripe y para la neumonía).


Además, puede recurrirse a un programa de ejercicios supervisado (rehabilitación respiratoria).


 
Medidas de prevención

  • No fumar o dejar de fumar es la medida clave para prevenir la EPOC.
  • Evitar la contaminación dentro del hogar.
  • Evitar la contaminación ambiental.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación
 
Esta información que brindamos a través de nuestra página contiene conceptos básicos y generales sobre las temáticas abordadas. Para contar con asesoramiento detallado y personalizado, consulte con su médico de referencia.