Cáncer de mama: posponer los chequeos puede ocasionar mayores problemas que contraer COVID-19

A la espera de una inmunización contra el coronavirus y por temor al contagio en los centros de salud, muchas mujeres retrasaron sus controles ginecológicos. La detección precoz continúa siendo el pilar más importante en la lucha contra el cáncer de mama. Conocé cuáles son las recomendaciones de los especialistas en este momento tan particular.
Cada 30 segundos, se diagnostica un cáncer de mama en algún lugar del mundo. Esta afección es, por lejos, el tumor maligno más frecuente entre las mujeres. Hasta el momento, no existe una vacuna para prevenir su desarrollo y muchos de sus factores de riesgo no pueden modificarse. ¿Qué significa esto? Que aun en tiempos de pandemia es fundamental hacerse los chequeos médicos necesarios para detectar y tratar la enfermedad en una etapa temprana, y así disminuir un 25% la probabilidad de muerte. La mamografía y el autoexamen mamario son los grandes aliados en la lucha contra este tipo de cáncer.
 
 
 
 
A más de 8 meses del comienzo de la pandemia, resulta necesario encontrar un equilibrio entre la prevención de la infección por coronavirus y las consecuencias que pueden derivarse de la falta de consultas preventivas en las mujeres sanas o la interrupción de un tratamiento por cáncer de mama. La demora excesiva en estos chequeos puede ocasionar mayores problemas que contraer COVID-19. Por ese motivo, la Sociedad Argentina de Mastología recomienda: 
 
  • En pacientes sin síntomas y sin antecedentes personales ni familiares: realizar las consultas preventivas si se encuentran en localidades con un número estable de casos de COVID-19 o con tendencia a la baja, mientras que deberán posponerse en aquellos lugares del país donde la situación es más crítica.
 
  • En pacientes con síntomas o bajo tratamiento por cáncer de mama, o por alto riesgo familiar: consultar con su médico, quien les indicará los pasos a seguir. Los consultorios y centros de diagnóstico ya retomaron la actividad, con turnos más espaciados y estrictos protocolos para brindar una atención segura. 
 
 
 
 

3 hábitos que ayudan a prevenir el cáncer de mama

 

1. Mantener un peso saludable

 
Las mujeres con obesidad o sobrepeso tienen más riesgo de padecer esta enfermedad o de volver a contraerla por la producción de estrógenos del tejido graso.
 
 

2. Disminuir la ingesta de alcohol

 
El consumo de tres tragos semanales aumenta un 15% el riesgo de contraer la enfermedad.
 

3. Dejar de fumar

 
El tabaco no solo aumenta la posibilidad de desarrollar distintos tipos de cánceres, sino que también puede producir otras enfermedades que compliquen el tratamiento del cáncer de mama.
 
 

Octubre es el mes de la sensibilización sobre el cáncer de mama. Te invitamos a leer más en:

 

¿Cómo realizar el autoexamen mamario?

 
 
 
 

En dos años, sobrevivió a un accidente vial y luchó contra un cáncer de mama

 
 
 

10 mitos sobre el cáncer de mama

 
 
 
 
Fuente:
- Organización Mundial de la Salud.
- Sociedad Argentina de Mastología.
Esta información que brindamos a través de nuestra página contiene conceptos básicos y generales sobre las temáticas abordadas. Para contar con asesoramiento detallado y personalizado, consulte con su médico de referencia.