9 pequeñas acciones para cuidar el medio ambiente

En esta nota te contamos qué prácticas podés adoptar en tu vida diaria para cuidar nuestro mundo.
¿Sabías que las bolsas de plástico tardan entre 150 y 600 años en descomponerse, y que solo el 5% de ellas se recicla porque es más barato producir una nueva? ¿Sabías que el 97,5% del agua del planeta es salada, mientras que solo el 2,5% restante es dulce, del cual solo el 1% es de fácil acceso?

Tan solo estos datos son impactantes si pensamos en todas las acciones que llevamos a cabo a diario y que, sin darnos cuenta, contribuyen con el uso inadecuado de recursos y con la contaminación del medio ambiente. En esta nota te contamos qué pequeñas prácticas podés adoptar en tu vida diaria para cuidar de nuestro mundo.
 
 

Para proteger el medio ambiente, te aconsejamos

 
 

(1) Usar medios de transporte sustentables

 
Si podés, elegí trasladarte de un lugar a otro en bicicleta o a pie. De esta manera, además de no consumir combustibles fósiles, realizás actividad física. Así, podés mejorar tu circulación sanguínea, reforzar tu sistema inmunológico, aumentar la capacidad de tus pulmones, acelerar tu metabolismo y combatir el estrés.
 
Si las distancias son muy largas, optá por utilizar el transporte público o los viajes compartidos para contribuir con la reducción de la contaminación y, al mismo tiempo, ahorrar dinero al compartir los gastos en peajes y combustibles.
 
 

(2) Evaluar si es realmente necesario usar productos descartables

 
Intentá reemplazar artículos desechables por otros que no lo sean. Por ejemplo, en vez de servilletas de papel, usá las de tela. Si vas a comer con platos y cubiertos de plástico, lavalos y reutilizalos, no los tires.
 
 

(3) Aprovechar la energía del sol

 
Durante el día y la tarde, evitá usar luz artificial para iluminar tu casa. Además, para recargar la batería de tu celular, podés reemplazar el cargador eléctrico por uno solar. A la hora de comprar objetos como un reloj o una calculadora, elegí los que puedan funcionar con la energía del sol.
 
 
 

(4) Cocinar más rápido para gastar menos energía

 
Al preparar guisos o estofados, optá por ollas a presión, que aceleran el cocinado y, por eso, gastan menos energía. Si no contás con este tipo de elementos, tapá siempre las cacerolas para que la preparación se caliente más rápido. Al usar el horno, no lo precalientes y apagalo 15 minutos antes, ya que el calor que quede dentro terminará la cocción.
 
 

(5) Cuidar tu heladera

 
Su temperatura debe estar entre 3 y 5 grados centígrados y la del freezer entre -18 y -15. Te aconsejamos guardar la comida solo cuando se haya enfriado –si lo hacés cuando está caliente, el motor tiene que trabajar más de la cuenta para enfriarla-. La heladera, además, tiene que estar lejos de fuentes de calor como el horno.
 
 

(6) Ahorrar energía eléctrica

 
Apagá las luces y la calefacción que no utilices. Por ejemplo, si estás en tu habitación, no dejes encendida la luz de la cocina, aunque tengas que ir allí luego. Desconectá los aparatos eléctricos: recordá que, aunque que estén apagados, gastan energía. Por último, cambiá todos los focos de tu casa por lámparas LED o de bajo consumo.
 
 

(7) Consumir agua de manera responsable

 
Cerrá la canilla mientras te cepillás los dientes o lavás los platos. Asegurate de que ningún grifo quede goteando. Cuando laves el auto o la vereda, usá baldes y no manguera. Duchate lo más rápido que puedas. Si tenés pileta, reciclá el agua utilizándola para regar las plantas o baldear pisos. Al usar el lavarropas, aprovechá bien cada lavado colocando una buena cantidad de ropa en cada uno.
 
 

(8) Elegir bolsas reutilizables

 
Llevá una de tela cada vez que salgas a hacer las compras. Aunque ahora existe una regulación que prohíbe a los supermercados y otros comercios de la provincia de Buenos Aires entregar bolsas de polietileno, existen locales que todavía las entregan, como las verdulerías. Por eso, pedí siempre que te entreguen toda la mercadería en tu bolsa de tela o changuito.
 
 

(9) Reducir la impresión en papel


Antes de imprimir, evaluá si realmente es necesario. Muchas de las cosas que imprimimos podríamos leerlas o visualizarlas desde dispositivos electrónicos como teléfonos móviles, tablets, computadoras portátiles o de escritorio.

 

¿Qué hacemos en OSDE para contribuir con el cuidado del medio ambiente?

 
Desde hace algunos años, OSDE comenzó a poner en práctica políticas sustentables con el objetivo de minimizar el impacto ambiental de sus servicios.
 
 
 
 

¡Sumate a nuestra propuesta digital!


Recordá que podés realizar gestiones on line de manera ágil y sencilla en la sección web Trámites on line.

 
 
Esta información que brindamos a través de nuestra página contiene conceptos básicos y generales sobre las temáticas abordadas. Para contar con asesoramiento detallado y personalizado, consulte con su médico de referencia.