El bullying también es cosa de grandes: cómo hacer para detectarlo

Comenzaron las clases y los adultos tenemos la responsabilidad de aprender, prevenir y actuar para cortar el ciclo de la violencia. Conocé cuáles son las principales señales de alerta y cómo afrontar el maltrato entre menores.
En los últimos años, las denuncias por violencia física o psicológica en niños/as y adolescentes aumentaron en forma significativa. Además, la presencia predominante de la redes sociales en nuestras vidas ha multiplicado el número de casos de acoso. Cuando esto sucede en espacios mediados por la tecnología se lo conoce como cyberbullying

Lo cierto es que los adultos no tenemos acceso directo al entorno escolar ni podemos controlar por completo el ámbito cibernético. Entonces, ¿cómo darnos cuenta si un menor es víctima de algún tipo de bullying?  En esta nota, te contamos todo lo que tenés que saber sobre esta problemática.
 

¿Cómo detectar un caso de bullying?

 
Se da cuando  ocurren algunas de las siguientes situaciones de maltrato en reiteradas ocasiones:
 
  • Agresiones físicas personales o a pertenencias.
  • Hostigamiento psicológico con burlas y amenazas.
  • Exposición en público o redes sociales.
  • Malos tratos verbales.
  • Aislamiento que impide la integración a grupos sociales.
 
 
 

6 pautas de alerta para tener en cuenta:

 
Con la idea de ayudar a madres y padres, la ONG Bullying sin Fronteras elaboró una lista de los cambios de conducta que pueden indicar acoso en un niño o niña: 
 
  1. Cambios en el humor, en el sueño y/o en el apetito.
  2. Dolores somáticos, de cabeza o de estómago, y vómitos.
  3. Aparición de golpes, hematomas o rasguños.
  4. No acude a excursiones ni a otras actividades del colegio.
  5. No quiere salir ni se relaciona con sus compañeros.
  6. Se niega o protesta a la hora de ir a la escuela, quiere que lo acompañen a la entrada y a la salida.
 
 

¿Sospechás que tu hijo o hija sufre bullying? Seguí estos consejos:

 
  • Observá y prestá atención a sus cambios de humor o salud.
  • Escuchá lo que vive y cómo se siente, sin juzgar. 
  • Evitá minimizar la situación.
  • Decile que no es culpable de nada. 
  • Reforzá su autoestima y reconocele el esfuerzo que hizo al haber pedido ayuda.
  • Dale la oportunidad de relacionarse con otros chicos y chicas de su edad en actividades fuera del colegio o del ámbito en el que creés que puede darse la situación de violencia.
  • Comunicá lo que está ocurriendo a la escuela o a la institución en la que sucede. 
 

¿Y si se trata de cyberbullying? 

 
Además de las recomendaciones anteriores, podés intentar: 
 
 
 
 
“La violencia no admite negociación ni mediación alguna, simplemente tiene que cesar”.
Lic. Fernando Osorio.
 

Hay historias que abordan este tema con seriedad y que podés compartir junto a tu familia. Antes de reproducirlas, tené en cuenta que su contenido es sensible. 
 
- Viaje inesperado (película de 2018). Apta para mayores de 16 años.
 
- Precious (película de 2010). Apta para mayores de 16 años.
 
- 13 reasons why (serie de Netflix- 2017). Apta para mayores de 18 años.
 
- Después de Lucía (película de 2012). Apta para mayores de 13 años.
 
 
Recordá que OSDE cuenta con profesionales especializados en acoso escolar o cyberbullying. Para consultar los prestadores contratados en tu plan, contactate al 0810-555-6733 desde el interior del país o comunicate con Fundación PROSAM al 0810-333-7767 si te encontrás en la ciudad o el Gran Buenos Aires.
Conocé más sobre cómo solicitar los servicios de un psicoterapeuta de OSDE en esta nota.
 
 
 
Fuente: Save the childrens, ONG Bullying sin fronteras y Consultora TNS.
Esta información que brindamos a través de nuestra página contiene conceptos básicos y generales sobre las temáticas abordadas. Para contar con asesoramiento detallado y personalizado, consulte con su médico de referencia.