VIH - SIDA

Cada 1° de diciembre se realizan diversas actividades de difusión a nivel mundial a fin de aumentar la concientización sobre VIH y SIDA.
Información sobre los conceptos fundamentales de esta afección y las medidas de prevención que es importante conocer.
 

¿Qué son y cuál es la diferencia?


VIH significa Virus de Inmunodeficiencia Humana. Se trata de un virus que afecta las células inmunitarias (sistema de defensas), cuya función es proteger el organismo de las enfermedades.

SIDA significa Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida. Así se denomina a la etapa avanzada de la infección causada por el VIH. El síndrome (conjunto de síntomas) aparece cuando el VIH debilita las defensas del cuerpo.

Esta condición genera una predisposición para contraer enfermedades llamadas oportunistas, ya que se desarrollan aprovechando la caída de las defensas.
 


¿Cuáles son las formas de transmisión?

 

Debe evitarse el contacto con sangre, semen, líquido preseminal, fuidos vaginales y lecha materna de personas infectadas.

SÍ se transmite por:
- Relaciones sexuales (orales, anales o vaginales) sin preservativo.
- Compartir agujas, máquinas de  afeitar, jeringas o canutos.
- Embarazo, parto y leche materna.
 
No se transmite por:
- Abrazar y besar.
- Deportes de contacto.
- Picaduras de mosquito.
- Relaciones sexuales con preservativos.
- Compartir el mate.
 
 

¿Cómo puede prevenirse?

 
 
  • Protegerse con preservativos en todas las relaciones sexuales (anales, orales o vaginales), de principio a fin.
  • Nunca compartir elementos que puedan tener sangre de otra persona (máquina de afeitar, cepillos de dientes, jeringas, canutos, pipas).
  • Solicitar y asegurarse de que se utilicen materiales descartables o esterilizados al realizarse tatuajes, piercings o implantes.
  • Frente a un embarazo, las mujeres con VIH pueden efectuar un tratamiento para evitar que el virus pase al bebé.

Actualmente se encuentra en aumento el número de personas que viven con VIH sin tener SIDA. Incluso luego de haber padecido este último, es posible recuperar las defensas a través de los medicamentos y convivir con el VIH. Si bien no se cura la infección, se logra que el virus no se multiplique y, de esta manera, se evita que destruya las defensas del organismo. Esto quiere decir que el VIH puede pasar a ser en una infección crónica.

Es importante recordar que el VIH puede no generar síntomas, por eso el test es fundamental para detectar esta afección.

Fuente: Ministerio de Salud de La Nación
 
Esta información que brindamos a través de nuestra página contiene conceptos básicos y generales sobre las temáticas abordadas. Para contar con asesoramiento detallado y personalizado, consulte con su médico de referencia.