¿Qué es la esclerosis múltiple?

Saber más sobre esta afección puede mejorar la calidad de vida de quienes la padecen.

¿Qué es la esclerosis múltiple?


La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad que afecta el sistema nervioso. Se trata de una patología inflamatoria desmielinizante: esto significa que es causada por el daño a la mielina, una materia grasa que aísla los nervios y permite transmitir sus impulsos rápidamente. La velocidad y la eficiencia con la que se conducen estos impulsos es lo que hace posible realizar movimientos suaves, rápidos y coordinados con poco esfuerzo consciente.


En la EM, los sitios donde la mielina se pierde aparecen como zonas endurecidas; estas cicatrices surgen en diferentes momentos y en distintas áreas del cerebro y la médula espinal (Esclerosis Múltiple significa “muchas cicatrices”).
 
 
Para algunas personas, la EM se caracteriza por períodos de recaída y remisión, mientras que para otros tiene un patrón progresivo.
 

Algunos datos sobre la EM

  • Se da con más frecuencia en mujeres.
  • Es la enfermedad más común del sistema nervioso central en adultos jóvenes.
  • No es hereditaria, aunque la predisposición genética desempeña un papel en su desarrollo.
  • No se contagia.
  • El diagnóstico es generalmente entre 20 y 40 años de edad, aunque el inicio puede ser anterior.
  • Dentro de la amplia gama de síntomas que se presentan, la fatiga es uno de los más comunes.
  • No existe un medicamento para curar esta patología, pero sí tratamientos que pueden modificar su curso.
  • Muchos de los síntomas pueden ser tratados con éxito.


Acerca de sus causas


La causa de la EM todavía es desconocida. El daño a la mielina puede ser una respuesta anormal del sistema inmune, que normalmente defiende al cuerpo contra organismos invasores como bacterias y virus. Son muchas las características que sugieren que es una enfermedad autoinmune, es decir que el cuerpo ataca sus propias células y tejidos (en este caso la mielina). 


Los investigadores no han descubierto aún qué activa el sistema inmunológico para actuar de este modo, pero se estima que puede ser una combinación de predisposición genética y factores ambientales.


¿Cuáles son los síntomas más frecuentes?


La Esclerosis Múltiple es una enfermedad variable y los síntomas dependen de las áreas del sistema nervioso central que sean afectadas. No hay un patrón establecido y cada persona puede tener un conjunto diferente de manifestaciones, que varían de vez en cuando y alteran su intensidad y duración, incluso en el mismo individuo.


En términos generales, las más comunes son fatiga, dolor, espasticidad, sensación de hormigueo, problemas de vejiga e intestino, disfunción sexual, problemas de motricidad y coordinación, alteraciones de la vista y trastornos emocionales y cognitivos.


Los síntomas menos obvios hacen que a veces cueste al entorno de quien los padece comprender el alcance que implican para su trabajo, las actividades sociales y la calidad de vida.
 

El manejo de estas alteraciones se realiza a menudo a través de una combinación de tratamientos farmacológicos, terapias físicas, como la fisioterapia o terapia ocupacional (cuando es posible), y adaptaciones en el estilo de vida.


Diagnóstico


No existe un estudio sencillo ni concluyente por sí solo para diagnosticar esta enfermedad. En el inicio pueden presentarse síntomas vagos, a veces en forma esporádica durante un período de tiempo prolongado, y a menudo éstos son atribuidos a otras afecciones. Muchas veces son trastornos difíciles de comunicar a los médicos y eso genera en varios casos la falta de comprensión en las primeras etapas de diagnóstico.


Incluso cuando se presentan las manifestaciones típicas de la EM se deben cumplir los criterios acordados antes de que un médico o neurólogo puedan diagnosticarla clínicamente.
 


Fuente: Federación Internacional de Esclerosis Múltiple
 
 
Esta información que brindamos a través de nuestra página contiene conceptos básicos y generales sobre las temáticas abordadas. Para contar con asesoramiento detallado y personalizado, consulte con su médico de referencia.