Muerte súbita: cómo cuidar a tu bebé

En el Día Mundial de la Infancia, compartimos cómo prevenir el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante siguiendo 11 recomendaciones sencillas.
El fallecimiento de un niño sano y recién nacido es algo incomprensible, pero tiene un nombre: se trata del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL), que es el diagnóstico por la muerte inesperada de un niño menor de un año sin causa aparente. En la mayoría de los casos, se produce mientras el bebé duerme en su cuna, por eso se lo conoce también como Síndrome de Muerte en Cuna.

Si bien existe evidencia científica que sostiene que sus víctimas nacen con una anomalía en el cerebro que las coloca en una situación de vulnerabilidad, hay una serie de indicaciones que siempre es bueno seguir para prevenir. En esta nota, te contamos cuáles son esas 11 recomendaciones:
 
 

(1) Acostalo en posición supina (boca arriba)

 
Si se queda dormido boca abajo, recostalo boca arriba con suavidad. Tratá de acostumbrarlo a que duerma siempre en esa posición. En Argentina, se comenzó a acostar a los bebés así desde 1994 y, entre ese año y 2011, las muertes causadas por el SMSL se redujeron un 63%.
 
 

(2) Asegurate de que duerma sobre un colchón firme

 
Lo ideal es que descanse sobre uno duro, plano, en buen estado y limpio. Además, que no haya a su alrededor objetos mullidos como almohadones, peluches y otros tipos de juguetes.
 
 

(3) Chequeá que su cuna cumpla con los criterios de seguridad

 
Esto es muy importante para evitar no solo la muerte por SMSL, sino por cualquier accidente. Los riesgos se pueden minimizar si la cuna cuenta con las siguientes características:
 
 
  • Espacio entre barrotes de 4 a 6 cm.
  • Sin ruedas.
  • Ubicada a más de 90 cm de correas, cables o monitores.
  • Debe haber menos de 2 cm entre el colchón y la cuna.
  • La pintura no puede ser tóxica.
  • Los laterales tienen que tener más de 60 cm de altura.
 
 

(4) Reemplazá sus sábanas por una bolsa de dormir para bebés

 
De esta manera, tu hijo puede dormir abrigado y sin correr el riesgo de asfixiarse con su ropa de cama.
 
 

(5) Si duerme con sábanas, ajustalas a ambos lados de la cuna

 
Eso evitará que se enrede entre ellas. También asegurate de cubrirlo solo hasta la altura del pecho.
 
 

(6) No lo acuestes en sillones ni camas de agua

 
Si tiene menos de un año, evitá ese tipo de superficies.
 
 

(7) No practiques el colecho

 
Sobre todo, si vos o tu pareja son fumadores. Además, el colecho no es seguro con niños menores de 2 años porque corren riesgo de asfixia por atascamiento entre alguna de las partes de la cama o por sofocación con la ropa de cama blanda.
 
 

(8) Colocá la cuna junto a tu cama

 
Estar cerca de tu bebé mientras duerme sí puede ser un factor protector. La cohabitación proporciona al niño una sensación de seguridad y cercanía con sus padres. Además, esta práctica facilita la lactancia materna.
 
 

(9) Conseguí una temperatura cálida en la habitación de tu bebé

 
Y esto no significa demasiado calurosa: debe ser agradable para una persona adulta.
 
 

(10) Cuidate durante el embarazo

 
Las madres que fuman durante la gestación triplican el riesgo de que su hijo muera a causa del SMSL. Y, si el padre o la madre fuman después de nacer el bebé, el riesgo es doble. También hay que tener en cuenta que una alimentación saludable, la abstinencia de consumir bebidas alcohólicas o drogas y los controles médicos regulares durante el embarazo son formas de proteger a tu bebé.
 
 

(11) Amamantá a tu hijo cada vez que lo pida

 
La lactancia le da seguridad y tranquilidad y, por lo tanto, es un factor protector.
 
 
 
 
 
 
 
 

Poner boca arriba a tu bebé tiene otros beneficios

 
Los niños que duermen boca arriba:
  • Requieren un tercio menos de tratamientos antibióticos por otitis.
  • Son menos propensos a tener fiebre y nariz tapada.
  • Desarrollan mejor su musculatura.
  • Pueden comunicarse mejor con su entorno.
 
 
 

Si estás por ser mamá

 
Te invitamos a conocer nuestro espacio sobre maternidad, en el que te compartimos:
 
 
  • Toda la información de cobertura y salud que pensamos para vos y tu hijo.
  • La guía para un crecimiento saludable OSDE con vos y tu bebé, elaborada junto a dos reconocidos pediatras, con recomendaciones e información de prevención fundamentales para los primeros pasos de tu bebé.
 
 
Fuentes:

-Fundación para el Estudio y la Prevención de la Muerte Infantil y Perinatal.

-Unicef.

-Consenso sobre mobiliario infantil seguro – Sociedad Argentina de Pediatría.


 
 
 
 
Esta información que brindamos a través de nuestra página contiene conceptos básicos y generales sobre las temáticas abordadas. Para contar con asesoramiento detallado y personalizado, consulte con su médico de referencia.