Lunares: detectá los que podrían ser cancerígenos

Realizarse un autoexamen por mes es muy importante para descubrir a tiempo el melanoma, un tipo de cáncer de piel. En esta nota te explicamos cómo hacerlo y qué tener en cuenta.
Una vez al mes nos damos algún gusto, como ir a comer afuera. Una vez al mes nos encargamos de controlar que todas las facturas estén pagas. Una vez al mes… ¿nos autoexaminamos los lunares? A través de esta práctica podemos detectar a tiempo el melanoma, un tipo de cáncer de piel que puede ser provocado por la exposición crónica o por quemaduras con rayos ultravioletas (tanto provenientes del sol como de camas solares). Las personas con mayor predisposición a padecerlo son aquellas que tienen ojos, cabello o piel clara o con pecas, muchos lunares y, en algunos casos, antecedentes familiares.

En esta nota, te explicamos cómo examinar estas lesiones para saber reconocer de manera precoz las que tienen mayor riesgo de transformarse en melanoma y, así, poder recurrir en forma temprana a un especialista para su análisis.
 
 

Aprendé a autoexaminar tus lunares

 

Cómo

 
Prestá atención si:
    
  • Aparece un lunar nuevo o uno existente que haya cambiado en tamaño, forma o color. Otro signo de alarma es si sangra, pica, se inflama o genera molestias o dolor.
 
  • Algún lunar se ve distinto a los otros de tu piel.
 

Otra de las maneras de examinar tus lunares es ayudándote con la famosa regla del ABCDE.
 
 
 A: la forma es asimétrica, una parte es diferente de la otra.


 
 B: los bordes son irregulares, desiguales, dentados o poco definidos.


 
 C: el color no es uniforme y puede incluir sombras color marrón o negro, o manchas rosadas, rojas, azules o blancas. Puede picar.
 

 
 D: su diámetro es mayor de 6 milímetros.
 

 
 E: evoluciona o cambia el tamaño, la forma o el color del lunar.
 
 
 

Dónde


Realizá el autoexamen en un lugar luminoso. Revisá todas las áreas, incluyendo las palmas de las manos y las plantas de los pies, el cuero cabelludo, las orejas, las uñas y tu espalda.
 
 

Cuándo

 
Una vez por mes es suficiente. Complementalo con un chequeo al año con tu médico dermatólogo.
 
 

Con qué /quién

 
Frente a un espejo, en lo posible, de cuerpo entero. Para ver mejor las áreas difíciles, como la parte trasera de los muslos, usá uno de mano. También podés pedirle a alguien que te ayude a hacer la revisión.
 
 
 

Prevení el melanoma protegiendo tu piel todo el año


¿Te vas de vacaciones? ¿Realizás actividades al aire libre? ¿Trabajás a la intemperie? Te explicamos qué medidas podés tomar para evitar el cáncer de piel.
 
 

Fuentes:

-Sociedad Argentina de Dermatología.

- American Cancer Society.
 
Esta información que brindamos a través de nuestra página contiene conceptos básicos y generales sobre las temáticas abordadas. Para contar con asesoramiento detallado y personalizado, consulte con su médico de referencia.