Ébola: ¿cómo prevenirlo?

No existen vacunas o medicamentos para prevenir la infección por el virus del ébola o la enfermedad. La única forma de prevenirla en caso de tener que viajar a la región afectada es adoptando algunos recaudos.
El ébola es una enfermedad grave que afecta a los humanos y algunos animales (monos, gorilas y chimpancés). En la actualidad, no existe un tratamiento aprobado específico ni vacuna disponible. El brote del virus del ébola comenzó a fines del 2013. Ante el alerta internacional emitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reforzaron las medidas de vigilancia en los principales puntos de ingreso al país.

Transmisión


El virus se propaga de persona a persona, por contacto directo de las mucosas (piel que recubre la nariz, la boca y los genitales) o lastimaduras en la piel con la sangre u otros fluidos corporales (heces, orina, saliva, semen) de personas infectadas con síntomas. La infección también puede ocurrir si la piel lesionada o las membranas mucosas de una persona sana entran en contacto con ropa sucia, ropa de cama o agujas usadas contaminadas con fluidos de un paciente con ébola.

Síntomas


Los síntomas de esta enfermedad son: fiebre (mayor a 38°), dolor muscular, de cabeza y garganta y debilidad. Luego se pueden presentar vómitos, diarrea, sarpullido, fallo renal y hepático y hemorragia masiva interna y externa. El período de incubación oscila entre 2 y 21 días. Los pacientes contagian desde el momento en que empiezan a manifestarse los síntomas, no durante el período de incubación.

Prevención


No existen vacunas o medicamentos para prevenir la infección por el virus del ébola o la enfermedad. La única forma de prevenirla en caso de tener que viajar a la región afectada es adoptando los siguientes recaudos:

  • No entrar en contacto con fluidos corporales (sangre, sudor, saliva, etc.) de personas o animales infectados.
  • No manipular objetos cortantes (como agujas) y elementos personales que puedan estar contaminados con ellos.
  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.

 

Más información:


Medidas adoptadas en Argentina

Si bien el movimiento de personas entre Argentina y los países donde se ha documentado la transmisión de la enfermedad no es frecuente, la potencial vía de introducción del virus del ébola (EVE) en el territorio argentino es el ingreso de viajeros afectados desde zonas con transmisión activa, aunque el país no dispone de vuelos directos con los países donde se registra el brote.

En este marco, el Ministerio de Salud de la Nación reforzó los puntos de ingreso al país. Esta acción consiste en incrementar la vigilancia sanitaria en los puertos y aeropuertos internacionales, a partir de la obligación de la tripulación de reportar, previo al ingreso al país, sobre la presencia de viajeros con síntomas compatibles con ébola. En ese caso, se procede a cumplir con los protocolos de actuación para su inmediata derivación al centro de salud designado y la evaluación de los contactos mantenidos en el medio de transporte.

Viajes a las zonas afectadas

Quienes viajen a las zonas afectadas deben contar con información sobre los riesgos, las medidas de prevención y de manejo ante una posible exposición al virus.
Si en el último mes viajó o estuvo en contacto con personas que viajaron a zonas de África Occidental y presenta:

  • fiebre (mayor a 38° C)
  • dolor muscular
  • dolor de cabeza y de garganta
  • vómitos y diarrea

CONSULTAR URGENTE AL MÉDICO. NO AUTOMEDICARSE.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación
 
Esta información que brindamos a través de nuestra página contiene conceptos básicos y generales sobre las temáticas abordadas. Para contar con asesoramiento detallado y personalizado, consulte con su médico de referencia.