Cuidar la postura, clave para el bienestar de todos los días

En esta nota, algunos consejos para poner en práctica en diferentes situaciones, que ayudarán a cuidar la postura y prevenir molestias en el cuerpo.

Cuidar la postura, clave para el bienestar de todos los días

El dolor de columna es una afección que sufre gran parte de la población. Muchas causas lo provocan, pero ciertos factores de riesgo como las posturas incorrectas, el sedentarismo y el estrés, que limitan o impiden el normal desempeño en el trabajo y en la vida diaria, pueden evitarse.

En esta nota, algunos consejos para poner en práctica en diferentes situaciones, que ayudarán a cuidar la postura y prevenir molestias en el cuerpo.
 

Actividades diarias y alineación postural

 
Al sentarse

Posición correcta:
  • Columna erguida (sin forzar) y apoyada en el respaldo de la silla.
  • Procurar mantener una postura sostenida; evitar desplomarse en el asiento.
  • Piernas ligeramente abiertas (no cruzadas) y plantas de los pies apoyadas en el piso.
  • Para incorporarse, utilizar los apoyabrazos o posar las manos sobre los muslos, cerca de las rodillas.


Inclinar la espalda hacia delante a medida que se incorpora. Utilizar la fuerza de los glúteos y muslos para realizar este movimiento.

Al levantar peso

Posición correcta:
  • Pararse cerca del objeto a transportar y separar los pies. Mantener la columna en posición neutra. Agacharse flexionando las rodillas y caderas.
  • Mantener el objeto cerca del cuerpo durante su traslado.
  • Planificar y repartir lo que se transportará en grupos de igual peso.
  • No cargar todo el peso en un solo brazo, porque así se genera un desbalance en el centro de carga con el consecuente aumento de tensiones perjudiciales para la columna, grupos musculares y articulaciones vecinas.


Al permanecer de pie

Posición correcta:
  • Alternar el peso del cuerpo, primero sobre una pierna y luego sobre la otra.
  • Separar los pies para aumentar la base de sustentación.
  • Depositar los objetos en el suelo, evitar sostenerlos si no hay necesidad.
En tiempos actuales
  • El uso extendido del teléfono celular puede acarrear malestares en la nuca y en la cabeza, es importante evitar curvar el cuello.
  • Al utilizar computadoras portátiles, no torcer la espalda. Las posiciones incorrectas son usualmente responsables de los dolores que aparecen en esta zona.


La importancia de la buena nutrición para cuidar la columna

 
Los malos hábitos dietéticos y los problemas de una mala nutrición pueden afectar la salud de la columna. Déficit de nutrientes:
  • Ca/Fósforo (minerales)
  • Vitamina D
  • Proteínas (carnes, pescado, legumbres, lácteos y huevo)


En los últimos años se observa un aumento en la cantidad de pacientes con sobrepeso. Esto trae aparejado un importante número de complicaciones asociadas a afecciones médicas. Entre estos problemas, se encuentra el dolor de columna.

¿Qué es la obesidad?

Es una enfermedad crónica originada por diversas causas y que genera numerosas complicaciones. Se caracteriza por el exceso de grasa en el organismo y se presenta cuando el índice de masa corporal en el adulto es mayor a 20.9 unidades. Este es el resultado de dividir el peso del individuo por su estatura elevada al cuadrado.

La obesidad es el resultado del consumo de una cantidad de calorías mayor que la que el cuerpo utiliza.
Los factores genéticos y ambientales también pueden influir en el peso del cuerpo.

Síntomas
  • Dificultad para respirar y ahogo, incluso con esfuerzos mínimos.
  • Problemas ortopédicos, incluyendo dolor en la zona inferior de la espalda y agravamiento de la artrosis, especialmente en las caderas, rodillas y tobillos.
  • Trastornos cutáneos.
  • Transpiración excesiva.


Tratamiento

El tratamiento a implementar tendrá como objetivo lograr el equilibrio mediante ajustes en la dieta. La dieta debe ser adecuada a la actividad necesaria. Una vez alcanzado el peso ideal, es necesario mantenerlo con un programa de ejercicios y alimentación.

El principal tratamiento para la obesidad es reducir la grasa corporal ingiriendo menor cantidad de calorías y ejercitándose más.

Importante:

Cuando el dolor sea persistente, no dudes en consultar con un profesional médico..

Fuente:

Dr. Antonio Carlos Rezoagli.
Médico experto en Medicina del Dolor y Cuidados Paliativos. Médico Especialista certificado en Anestesiología.
 
Esta información que brindamos a través de nuestra página contiene conceptos básicos y generales sobre las temáticas abordadas. Para contar con asesoramiento detallado y personalizado, consulte con su médico de referencia.