4 pasos para ayudar a alguien que sufre un ACV

Solo la mitad de las personas llama al servicio de urgencias médicas cuando se manifiestan los síntomas. Saber reconocerlos y solicitar atención profesional inmediata aumenta las posibilidades de recuperación y disminuye las de secuelas.
Solapa: AYUDÁ A ALGUIEN
 
En el mundo occidental, las enfermedades cardiovasculares -y, entre ellas,  el accidente cerebrovascular (ACV)-  constituyen la primera causa de discapacidad y la segunda de muerte. Sin embargo, no todos saben detectar un ACV ni cómo deberían actuar en esa situación. Por eso, te contamos cuáles son los cuatro pasos a seguir para ayudar a alguien que sufre uno y, así, minimizar sus secuelas. Conocé los cuatro pasos para reducir riesgos:
 

 

(1) Aprendé a reconocerlo a través de sus síntomas

 
El accidente cerebrovascular se produce por la pérdida de flujo sanguíneo cerebral o por el sangrado en el cerebro. Una persona puede estar sufriendo un ataque cerebral si presenta los siguientes síntomas:
 
  • Adormecimiento de una parte del cuerpo (la mitad de la cara, un brazo o una pierna).
  • Dolor de cabeza intenso y no habitual.
  • Vértigos.
  • Mareos.
  • Dificultades para hablar y comprender.
  • Pérdida total o parcial de la visión.
  • Dificultad para caminar.
  • Pérdida del equilibrio.
  • Dificultad para coordinar movimientos.
 
 

(2) Asegurate de que se trata de un ACV 

 
Si estás junto a una persona que presenta los síntomas ya mencionados, podés asegurarte de que está sufriendo un ataque cerebral
pidiéndole que sonría, que levante ambos brazos y que repita una frase simple. Observá si tiene dificultades para cumplir alguna de esas consignas. Si las tiene, es altamente probable que se trate de un accidente cerebrovascular.  Pero, ante la menor duda, pasá al siguiente paso.
 
 

(3) Una vez detectado, llamá a Urgencias.

 
Si bien muchas personas aceptan que el ACV es una emergencia y que buscarían atención médica de inmediato, sólo un 50% llama al servicio de urgencias cuando se manifiestan los síntomas. Este dato es clave, ya que recibir atención profesional inmediata aumenta las posibilidades de recuperación y disminuye la de secuelas. Cada minuto es crucial para prevenir los daños que puede ocasionar el ataque cerebral.
 
 

(4) Evitá que la persona se quede dormida y no la mediques

 
Si ya llamaste a Urgencias y estás esperando que llegue la asistencia, no le suministres fármacos que puedan bajarle la presión. Y, si es diabética, controlale el nivel de glucosa en sangre. 
 
 
 
 
Fuentes:
 
-Ministerio de Salud de la Nación.
-Fundación Favaloro.
-The Lancet - www.thelancet.com
-Consenso de Diagnóstico y Tratamiento Agudo del Accidente Cerebrovascular Isquémico - Consejo de Stroke - Sociedad Argentina de Cardiología.
 
 
Solapa: PREVENÍ UN ACV
 

La prevención del ACV está -en gran medida- en tus manos


 
Según el estudio InterStroke, publicado en el prestigioso portal médico británico The Lancet, el 90% de los ACV se asocia a factores de riesgo prevenibles como:

 
  • Hipertensión arterial. Adoptar hábitos saludables es fundamental para reducir la presión arterial elevada.
 
  • Triglicéridos y colesterol elevados. Podés prevenirlos disminuyendo la ingesta de grasas saturadas, azúcar y sal. Lo ideal es acudir a un nutricionista para que diseñe una dieta acorde a tu caso.
 
  • Tabaquismo. Dejar de fumar, además de minimizar las posibilidades de padecer un ACV, tiene múltiples beneficios para la salud.
 
  • Obesidad abdominal y sedentarismo. Está demostrado que la actividad física practicada con regularidad reduce el riesgo de cardiopatías coronarias y accidentes ce­rebrovasculares, diabetes de tipo II, hiper­tensión, cáncer de colon, cáncer de mama y depresión. Al realizar actividad física, tené en cuenta estas recomendaciones.
 
  • Causas cardíacas, como arritmias o fibrilación auricular. Se diagnostican a través de chequeo físico y electrocardiograma. Pueden ser tratadas por un especialista.
 
  • Consumo excesivo de sal. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los adultos deberían consumir menos de cinco gramos de sal por día. En Argentina, el promedio es alarmarte: no baja de los 12 gramos. Podés disminuir la ingesta de sal reemplazándola por hierbas al condimentar tus comidas y consumiendo productos reducidos en sodio. 
 
 
  • Consumo excesivo de alcohol. Se aconseja no beber. Pero, en caso de hacerlo, solo de manera moderada y lenta. Es recomendable, además, alternar una copa de alcohol con otra de agua, comer antes y durante la ingesta, y no mezclar su consumo con otras bebidas alcohólicas.
 
  • Diabetes. Para la diabetes tipo I no existe ningún método eficaz de prevención hasta el momento. En cambio, está comprobado que la tipo II, al estar relacionada con la obesidad, se puede evitar adoptando hábitos de vida saludables.
 
 
Solapa: ACV EN NÚMEROS

ACV en números

 

En Argentina

 
  • Causa por año 18 mil muertes.
  • Es la primera causa de discapacidad.
  • Es la segunda causa de muerte.
  • Por cada 100.000 habitantes, 44,6 sufren un ataque cerebro vascular que les provoca la muerte. 
 

​En el mundo

 
  • En el mundo, cada año, 15 millones de personas padecen un ACV. Un tercio de ellas muere y otro tercio queda discapacitado.
  • El 90% de los ACV se asocia a factores de riesgo prevenibles.
  • Si bien la prevalencia de ACV ha aumentado levemente, el número de supervivientes aumentó 84% en las últimas dos décadas.
Esta información que brindamos a través de nuestra página contiene conceptos básicos y generales sobre las temáticas abordadas. Para contar con asesoramiento detallado y personalizado, consulte con su médico de referencia.