5 claves para sostener una alimentación saludable en el tiempo

¿Cuántas veces empezaste a comer sano y abandonaste en el intento? Te regalamos estos consejos para que puedas incorporarlos a tu día a día y cambiar tus hábitos para siempre.
En el camino hacia un estilo de vida saludable, podemos llegar a tropezar con obstáculos como la monotonía o la falta de información. Posiblemente, ya aprendiste lo que significa comer sano, pero por costumbre, por desconocimiento o por no contar con el asesoramiento de un profesional, terminás eligiendo siempre lo mismo: las clásicas tostadas con queso light en el desayuno, o la ensalada de lechuga y tomate para acompañar una porción de proteína en almuerzos y cenas. Que tus platos no sean variados puede desmotivarte, generarte cansancio y hacer que vuelvas de nuevo a la comida ultraprocesada (¡tan adictiva para el paladar!).
 
Entonces, ¿cómo hacer para sostener en el tiempo una forma de comer que beneficie nuestra salud? De la mano de las nutricionistas Mariana Páez y Sofía De Elías, te traemos algunos consejos clave para que logres enamorarte de la comida real. Además, te contamos cuáles pueden ser tus alimentos aliados en este proceso de transformación y todo lo que tenés que saber para incorporarlos.
 
 

Claves para adoptar una alimentación saludable

 

1. Elegí qué vas a comer en base a tu bienestar e ideales. 

 
Para eso es fundamental consultar con un especialista en nutrición y poner el foco en la salud, no solo en la estética.
 

2. Seguí un plan alimentario, no una dieta. 

 
El plan es algo que se puede mantener en el tiempo, que nos resulta sencillo y flexible. La dieta, en cambio, tiene un principio y un fin, lleva a la idea de restricción y nos sentimos “en falta” si vamos a un evento social y comemos diferente.
 

3. Animate a probar alimentos nuevos y a explorar más en la cocina.

 
Si sumás creatividad a tus platos, con ricos sabores y distintas formas de preparación, es casi imposible que te aburras. 
 

4. Visitá las dietéticas y verdulerías e investigá la variedad que ofrecen.

 
No vas a poder cocinar lo que no tengas en tu casa. Para llenar el plato de frutas, vegetales y productos saludables, hay que comprarlos y tenerlos a mano. Esto te abre mucho las posibilidades y te despierta ganas de cambiar lo industrializado por lo casero.
 

5. Tratá de entender que se trata de un proceso.

 
Pretender que el cambio sea de la noche a la mañana genera frustración. Por eso, hay que ir paso a paso y tomar cada caída como una oportunidad para hacerlo mejor. Una vez que fortalecimos un hábito saludable, podemos incorporar otro nuevo.
 
 
 
 
 

Tus aliados en la nutrición: los alimentos reales que tenés que probar

 

Podés leer todas las etiquetas de los productos del supermercado en busca del más saludable o podés simplificar tu búsqueda y comprar más alimentos reales en dietéticas y verdulerías. ¿Por qué? Porque si predominan en tus preparaciones, vas a incorporar todos los nutrientes que necesitás y, al mismo tiempo, minimizar el consumo de aditivos y conservantes industrializados. ¿Cuáles son? Los que tienen un único ingrediente: ellos mismos. ¿Cómo empezar a incorporarlos? Te invitamos a conocer mucho más en estas notas:
 
 

El boom de las legumbres: porotos aduki, garbanzos y lentejas turcas

 
 
 
 
 
Fuente: entrevista con las Licenciadas en Nutrición Mariana Páez y Sofía De Elías en el episodio 3 del podcast 30 minutos para sentirte bien.
 
 
 
 

¡Disfrutá de la vida saludable con MÁS OSDE y SportClub!

 

Descubrí en la app un 20% OFF en la cuota del plan Total y empezá a conectar con tu bienestar integral:

 
Esta información que brindamos a través de nuestra página contiene conceptos básicos y generales sobre las temáticas abordadas. Para contar con asesoramiento detallado y personalizado, consulte con su médico de referencia.