Pareja, convivencia y emociones: ¿cómo saber si lo que sentimos es realmente amor?

El licenciado en Psicología, terapeuta y facilitador del desarrollo personal Andrés Sánchez Bodas reflexiona sobre las dudas existenciales en torno a la vida en pareja.
En estos tiempos, mantener una relación de pareja resulta difícil pero no imposible. El 2020 puso a prueba a muchos que, a pesar de necesitar salir con urgencia de un lugar con falta de empatía, incondicionalidad y tolerancia, debieron aguantar y sostener momentos poco gratos debido al aislamiento.
 

Que el matrimonio clásico está en crisis no es ninguna novedad. En la actualidad hay un cambio de paradigma: las relaciones duran menos. Siete de cada diez matrimonios legalizados por el registro civil se separan antes del séptimo año y esto tiene que ver con algo concreto: cuando uno se enamora, lo que vive y siente es una ilusión; y esto se  diferencia del momento en el que esa relación se constituye en algo que implica algún sentido de convivencia, proyectos y continuidad relacional.

En esta nota, el licenciado en Psicología, terapeuta y facilitador del desarrollo personal Andrés Sánchez Bodas reflexiona sobre las dudas existenciales en torno a la vida en pareja.


Cómo definimos el amor

 
Hablar del amor es un tema muy profundo y controvertido. Todos los que lo vivimos sabemos qué es pero no sabemos definirlo. “El amor en pareja tiene aspectos leves pero a veces insoportables”, sostiene Bodas. Primero tendríamos que definir qué es este sentimiento, pero para poder hacerlo, hay que empezar a pensar qué es el amar.

El amar es un verbo y, como tal, implica una serie de acciones concretas: es un acto de integración. La vida también empezó como un acto de amar, entendida como integración y ayuda mutua. Somos producto de la evolución que desarrolla el neo córtex del cerebro, que nos permite tener conciencia de nosotros mismos. A partir de eso y de la adquisición del lenguaje aparecen las emociones, propias de los mamíferos, y nosotros los seres humanos le damos significado y transformamos esas emociones en sentimientos.

Estos actos de amar fueron constituyendo la naturaleza. El biólogo ruso Piotr Kropotkin toma lo que dijo Charles Darwin acerca de la supervivencia del más apto y no coincide: sostiene que los seres que han sobrevivido son los que han logrado ayuda mutua, por actos de amor. Este es otro aspecto esencial de cualquier relación animal, vegetal y humana. Lo que nosotros consideramos un sentimiento responde a un modo de vínculo entre las partes que implica la ayuda mutua.
 
 
“Amar es integrarse, es dar sin esperar nada a cambio. Aquello que no se integra se separa, se rompe y destruye. Lo que se integra continúa y persiste. El amor no es caridad, es darle al otro lo que le falta, no lo que a uno le sobra. Cuando eso ocurre entre dos personas, se está dando y recibiendo actos de amar y la sensación, la vivencia, es de energía, alegría y potencia. Cuando uno ama y es amado se siente más fuerte en la vida. El amor cura, es apoyo mutuo, ternura, caricia, comprensión, escucha y respeto”, desarrolla el especialista.
 


Otras definiciones del amor

 
  • El autor Milan Kundera define al amor como algo esencial que convierte la vida en destino.
  • También el autor Humberto Maturana confirma que amar es aceptar al otro tal cual es y respetarlo en la convivencia.
  • El famoso autor francés Velsherett define amar como la superación de dos narcisismos en un mutuo encuentro, uno se brinda al otro y el otro se brinda a uno.
  • Por último, Jorge Antognazza relata que, cuando se ama, se siente una imperiosa necesidad de crear las condiciones para invitar al otro a que sea feliz.
 
 

¿Existen relaciones tóxicas?


El licenciado Sánchez Bodas investigó si existen amores patológicos y descubrió que no es así: el amor es algo siempre positivo, genera vida. Cuando hay mayores conflictos es porque se dejó de amar. Si hay algo tóxico no es amor, es otro tipo de vínculo. Cuando se dice que lo contrario al amor es el odio, no es verdad: lo contrario es la indiferencia.
 

El ego en una pareja no debería existir. Si en alguna de las partes predomina, se produce un conflicto muy grande. Al igual que si existiera un sentido de posesión, no sería amor.

Debemos superar el narcisismo para amar. “Un narcisista no puede amar, puede enamorarse quizás de una ilusión, tener vínculos sexuales, pero está imposibilitado de amar”, afirma Bodas.

Se sugiere que existen tres distintos niveles de apasionamiento en las personas:
 
  •  Las muy apasionadas, en las que la relación explota tanto para bien en las demostraciones, como para mal en las discusiones.
  •  Las poco apasionadas, que conllevan a una relación duradera pero muy cómoda en la que protagoniza el aburrimiento.
  •  Las medianamente apasionadas. Esta fusión logra un balance en muchos aspectos.  
 
“Encontrarnos con nuestro opuesto es lo ideal para llegar al equilibrio óptimo con el aporte de ambas partes por igual”, sugiere el licenciado en Psicología.
 


Cómo reconocer cuando uno ama


 El claro indicio de amar es cuando fluye del alma esa necesidad de ver a la otra persona feliz, de hacerla parte de nuestra vida y brotan el deseo y las ganas de proyectar juntos. También se puede aprender a amar, es una experiencia diaria. Hasta aquellos que conviven siguen aprendiendo y aceptando aún más al otro en el día a día.
 


Las relaciones de pareja en la actualidad


Hoy se observa el “ya”, el consumo, el “aquí y ahora”, el querer sentir placer al instante y hay poca tolerancia a la frustración. Predomina la queja, la angustia, la ansiedad y las dudas. Al ser seres cuaternarios, en el amor se necesita cuidar nuestras cuatro partes: la biológica, la sociológica, la psicológica y la espiritual.

Debemos pensar que en una pareja no somos solo dos sino tres, y la tercera parte es la combinación de ambos, el “vínculo” que se genera.
 
 
Fuente: Andrés Sánchez Bodas. Licenciado en Psicología. Terapeuta y facilitador del desarrollo personal. Creador de la carrera de Counseling en Argentina y Sudamérica. Fundador y director de la Primera Escuela Argentina de Counseling Holos Sánchez Bodas y Berneman.
Esta información que brindamos a través de nuestra página contiene conceptos básicos y generales sobre las temáticas abordadas. Para contar con asesoramiento detallado y personalizado, consulte con su médico de referencia.