9 medidas que podés adoptar para evitar accidentes con pirotecnia

Manipular juegos pirotécnicos puede producir numerosas lesiones. Si vas a utilizarlos, en esta nota te contamos cómo reducir los riesgos y qué hacer ante algún contratiempo.
En las fiestas de fin de año, decenas de personas resultan heridas por el mal uso de artefactos pirotécnicos. Los riesgos pueden ser incendios, quemaduras, problemas auditivos, daños oculares, mutilaciones permanentes e, incluso, poner en riesgo tu vida. El mayor porcentaje de lesionados graves por esta causa se concentra en los niños de entre 5 y 14 años. 
 

9 medidas que podés adoptar para evitar accidentes con pirotecnia

 
La manipulación de cohetes, bombas de estruendo, cañitas voladoras, luces de bengala o estrellitas es potencialmente peligrosa, sean fuegos artificiales autorizados o clandestinos. En caso de que vayas a usarlos, tené en cuenta estas 9 recomendaciones.
 

 

Al adquirirlos:

 
1- Elegí aquellos que contengan pólvora negra y mecha larga y lenta. Son más seguros y estables que aquellos que estén compuestos con pólvora blanca y mecha corta. También es aconsejable optar por aquellos que privilegien el color y la luz sobre el ruido de estruendo. Los productos sonoros son más peligrosos por su poder detonante. 
 
2- Chequeá que estén autorizados por el RENAR y evitá los de elaboración clandestina. Corroborá que cuenten con un número de registro y datos del fabricante o importador. Si bien no llevan impresa ninguna fecha de vencimiento, su duración aproximada es de 3 a 4 años.
 
 

Al almacenarlos:

 
3- No los transportes en los bolsillos. El roce puede hacer que exploten espontáneamente.
 
4- Colocalos en un lugar seco, fuera del alcance de los niños y alejados de fuentes de calor como fósforos, encendedores, calentadores y estufas. Tampoco los expongas al sol.

5- No fumes en el ambiente en el que están guardados.
 
 

Al utilizarlos:

 
6- Antes de prender algún artefacto, verificá las instrucciones para su uso y que no esté dañado.
 
7- Asegurate de estar en un lugar abierto y colocalo en el suelo, sin apuntar a personas, animales o árboles. Nunca enciendas pirotecnia en tus manos ni dentro de ningún objeto como frascos, latas o botellas. Es sumamente peligroso por las esquirlas.
 
8- En caso de que no explote, no lo toques. Aunque parezca que la mecha está apagada o no funciona, mojala con abundante agua y alejate.
 
9- No permitas que los niños manipulen productos pensados para adultos. Si utilizan las estrellitas y bengalitas, acompañalos en todo momento. 
 
 
Extremar las precauciones y no subestimar los riesgos de los fuegos artificiales es la mejor manera de evitar contratiempos y disfrutar su uso. 
 
 

¿Qué hacer ante algún accidente con pirotecnia?

 

Quemaduras:

 
  • Si se prende fuego la ropa, no se debe caminar y menos correr. La mejor manera de sofocar el fuego es hacer rodar al accidentado por el suelo o envolverlo con una manta.
  • Lavá la zona afectada con agua fría para disminuir el edema y calmar el dolor.
  • No coloques cremas, pomadas, ungüentos caseros o medicinales.
  • Cubrí la herida con paños limpios o toallas y concurrí al centro médico más cercano.

 

Lesiones oculares:

 
  • No toques ni realices ninguna maniobra sobre los ojos.
  • Cubrí el ojo afectado con una gasa y concurrí a un centro oftalmológico lo más rápido posible.

 

Información útil ante urgencias o emergencias 


Para socios OSDE


Urgencias OSDE: 0810-888-7788 / 0810-999-6300.
Riesgo de vida OSDE: 0810-666-1111.


Sistema de Emergencias Médicas público


107 (Ciudad de Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Chubut, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, Misiones, La Rioja, Mendoza, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Tucumán, Neuquén).

911 (provincia de Buenos Aires).
 

Fuentes:
- Ministerio de Salud de la Nación.
- Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
- RENAR – ANMAC.
Esta información que brindamos a través de nuestra página contiene conceptos básicos y generales sobre las temáticas abordadas. Para contar con asesoramiento detallado y personalizado, consulte con su médico de referencia.