4 tipos de cáncer prevenibles con chequeos y hábitos saludables

En el Día Mundial contra el Cáncer, charlamos con el médico oncólogo Ricardo Kirchuk sobre las prácticas que están a nuestro alcance para reducir los riesgos de padecer esta enfermedad o, al menos, detectarla a tiempo.
Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos un tercio de todos los casos de cáncer puede prevenirse. Con este dato en mente, entrevistamos al médico oncólogo Ricardo Kirchuk (M. N. 57.991), referente de Oncología de la Gerencia Médica de Gestión de OSDE, que nos detalló qué podemos hacer todos para reducir los riesgos de padecer ciertos tipos de cáncer o, al menos, detectarlos y tratarlos a tiempo.
 
 
Los cánceres de mama, cuello de útero, pulmón y colorrectal son los que producen más mortalidad en el mundo y, sin embargo, son los que podemos evitar o descubrir de manera temprana. “Lamentablemente, no se pueden prevenir todos los cánceres, pero hay algunos que sí. A través de la detección temprana podemos conseguir lo que realmente nos importa: no que se reduzca el cáncer –lo cual es imposible-, sino que la gente no se muera por él”, sostiene Kirchuk.
 
 

1) Cáncer de mama

 
La mayoría de las guías recomiendan que, después de los 50 años, las mujeres se hagan anualmente –o, cada dos años-, una mamografía y una ecografía para prevenir el cáncer de mama. A través de estos estudios es posible detectar lesiones que, en el futuro, pueden convertirse en cancerosas. “En mujeres que tienen antecedentes familiares muy pesados se pueden empezar a realizar desde los 40, cada dos años. Incluso antes también”, aclara el especialista.
 
 

2) Cáncer de cuello de útero

 
Los números en Argentina son alarmantes: aproximadamente, 2 mil mujeres mueren por año por esta causa. El cáncer de cuello de útero se produce por el virus del HPV, pero no todas sus cepas producen cáncer. “Entre el 90 y el 95% de las mujeres tiene el virus del HPV en algún momento de la vida. Eso no significa que todas vayan a padecer cáncer de cuello de útero. Hay dos cepas que son prevalentes: la 16 y la 18, que son las que hay que detectar a tiempo para evitar que se conviertan en cáncer”, explica Kirchuk.
 
 
Entonces, ¿cómo detectar esas cepas cancerígenas? La realización anual de la prueba del Papanicolau y la colposcopía en mujeres a partir de los 21 años es fundamental. Otra forma de detectarlas es el test de autotoma de HPV, que en 2012 se comenzó a incorporar con éxito como método de prevención primaria en la provincia de Jujuy. “Se envió a trabajadores de salud comunitaria a los distintos hogares para explicar y ofrecer el test de autotoma de HPV. Con este método, la mujer se realiza el test colocando la muestra en un tubo que se analiza in situ. Así se detectan a tiempo las cepas cancerígenas y se reduce la mortalidad”, cuenta el médico oncólogo.
 
 
Como método de prevención, la vacuna contra el HPV es efectiva, segura y no provoca otros trastornos. En Argentina, desde 2011, es gratuita y obligatoria para mujeres desde los 11 años y, a partir de este año, también lo es para los varones. ¿Por qué? Kirchuk responde: “Primero, porque lo transmiten. Y segundo, porque el HPV también está en los cánceres de cabeza, cuello y cavidad oral debido a los cambios de costumbres sexuales de los últimos tiempos”.
 
 

3) Cáncer colorrectal (de colon y recto)

 
 
Si el diagnóstico se realiza en una etapa temprana, la posibilidad de curación es superior al 90%. Existen dos estudios para detectar a tiempo el cáncer de colon y recto.
 
 
  • Test de sangre oculta en materia fecal: la ventaja de este examen es su simpleza, ya que puede ser realizado por el paciente en su propia casa. Además, los nuevos reactivos para detectar la sangre en las deposiciones no requieren una dieta previa.
  • La colonoscopía, que ayuda a detectar lesiones precancerosas que se pueden retirar en ese mismo momento y evitar, así, la aparición de los cánceres de colon y de recto. Debe realizarse en hombres y mujeres desde los 50 años anualmente. 
 
 
La Organización Mundial de la Salud (OMS) habla del consumo excesivo de carnes rojas y procesadas como un factor de riesgo en este tipo de cáncer. ¿Esto es realmente así? Kirchuk aclara: “Sí, es cierto. Pero lo que sucede es lo siguiente: tiene que ver con la grasa que contiene la carne. Además, los estudios de la OMS se hicieron en otros países. Nuestras carnes son un poco más magras. Si uno consume una dieta lógica y come de todo, no solo embutidos y carnes rojas (que, sin dudas, promueven esto) las posibilidades de padecer cáncer disminuyen”.
 
 

4) Cáncer de pulmón

 
El 84% de los casos de cáncer de pulmón son causados por el tabaquismo. Según Kirchuk, es el cáncer más fácil de prevenir. ¿Por qué? “Porque la gente debería dejar de fumar -recomienda el oncólogo-. El riesgo del que fumó disminuye cuando deja de hacerlo, pero no desaparece. El cigarrillo hace mal en serio. Y, sobre todo, los cigarrillos manufacturados, los que vienen en paquetes. Solamente el filtro de esos cigarrillos tiene cien sustancias cancerígenas, además de las que contienen el papel y las mezclas que se utilizan para producirlos”.
 
 

Todo lo que siempre quisimos saber sobre el cáncer (y no nos animamos a preguntar)

 
 
Hay personas que fumaron toda su vida y no tuvieron cáncer de pulmón. ¿Cómo se explica esto?
 
El cáncer es siempre genético. Alguien puede fumar muchísimo y, si no tiene predisposición genética al cáncer, no va a padecer cáncer de pulmón. Puede llegar a aparecer un enfisema u otra enfermedad. Los buenos hábitos hay que mantenerlos, y no fumar es altamente recomendable. Pero los malos hábitos pueden llegar a ser disparadores cuando hay predisposición.
 
 
Sabemos que las radiaciones UV pueden provocar cáncer de piel. ¿Ocurre lo mismo con métodos de depilación definitiva (láser o luz pulsada)?
 
No, la depilación definitiva no tiene nada que ver.
 
 
¿Existe alguna relación entre las preocupaciones, el estrés y una vida muy acelerada y el desarrollo del cáncer?
 
No conviene llevar una vida estresante, pero todavía no hay nadie que lo haya demostrado. Hay un montón de trabajos al respecto. Algunos dicen que sí, otros que no.
 
 
¿Cuáles son los signos de alerta a los que habría que estar atentos?
 
Cambios en el ritmo evacuatorio, tos que antes no tenías, sangre en orina. Lo que pasa es que todos estos signos de alerta, lamentablemente, son tardíos. Cuando yo estudié, hace casi 40 años, nos enseñaban a prestar atención a esas señales. Pero esto significa haber llegado tarde. Lo importante es prevenir con chequeos periódicos.
 
 
¿Cuál es el mayor avance científico hasta el momento en la lucha contra el cáncer?
 
Fue descubierta hace tres años: la inmunoterapia como tratamiento. Esta aumenta nuestras defensas para que ellas destruyan las células cancerosas por reconocerlas como extrañas. Parece fantasía, pero es una realidad. Aunque todavía no es concluyente, es revolucionaria. Se está aplicando en Argentina, en pacientes con cáncer avanzado. Fue aprobada por las autoridades en melanoma, pulmón, riñón, enfermedad de Hodgkin, en cáncer de cabeza y cuello, y próximamente lo será en tumores de vejiga, gástricos, de hígado y de colon.
 
 
Fuentes:
 
-Entrevista al médico oncólogo Ricardo Kirchuk (M. N. 57.991).
-Organización Mundial de la Salud (OMS).
-Ministerio de Salud de la Nación.
 
 
Esta información que brindamos a través de nuestra página contiene conceptos básicos y generales sobre las temáticas abordadas. Para contar con asesoramiento detallado y personalizado, consulte con su médico de referencia.